La Casa de Muñecas de la Reina Isabel

| |

Entretenimiento » Famosos » La Casa de Muñecas de la Reina Isabel

Dentro de la Realeza Británica sin duda existen muchísimas cosas que se pudieran considerar como un verdadero tesoro. Sin embargo, uno de esos tesoros más apreciados de la realeza está representando en un hermoso mini palacio que la Reina Isabel posee desde que tiene 6 años: La Casa de Muñecas de la Reina Isabel

La Casa de Muñecas de la Reina Isabel

Hablamos nada más y nada menos que de una preciosa casa de muñecas, que fue un regalo que recibió cuando era niña. Fue su primera casa de muñecas, y lo que más destaca de ella es que no se trata de una simple casa de muñecas. Hablamos de un mini palacio hecho a escala.

El mini palacio es tan importante para la familia real, que ha ido pasando de generación en generación a todos los nietos y bisnietos, quienes han disfrutado de jugar con esta hermosa casita, convirtiéndose así en uno de los tesoros más queridos de la Familia Real en pleno.

Diseñada por un Arquitecto

Esta casa de muñecas no fue elaborada por cualquiera. El arquitecto que se encargó de su diseño y construcción fue Edmund Willmontt. Pero lo más llamativo de la historia no es solo el hecho de que representa a un hermoso palacio en miniatura, sino que además está hecha a escala del tamaño de la Reina Isabel cuando era niña.

Cuando se diseñó la casa, se quería lograr un realismo tal que se sintiera como si fuera una casa de verdad, todo acorde a la edad y el tamaño de Isabel. El mini Palacio es tan real que cuenta incluso con elementos de electricidad y agua, la cocina está totalmente funcional, sala de estar, un baño y un dormitorio.

Por lo tanto el Palacio cuenta con todo lo necesario para vivir, por lo que es habitable. Según se sabe, la construcción de este mini palacio y toda la estructura del mismo están basadas en el cuento de ficción y posterior película de Peter Pan, y está inspirada en la Casa de Wendy.

Cuando la Reina Isabel creció, el mini palacio se convirtió en uno de los tesoros más importantes de la familia. Fue trasladada a Windsor donde fue colocada en un terreno que le pertenecía a los padres de la Reina Isabel. Con el tiempo y al fallecer los reyes, este terreno pasó a manos del Príncipe Andrés.

Un regalo para recordar

Si bien es cierto que en un primer momento esta casa fue construida para la Reina Isabel, todos los niños de la familia real la han utilizado para jugar. Está llena de anécdotas y de recuerdos, que sin duda le aportan más valor del que ya tiene. En torno a ella también hay muchas historias familiares que le suman.

En un documental que hiciera la Princesa Beatriz, en el año 2012 contó algunos de los recuerdos más marcados que tienen alrededor de esta casita. Es todo un palacio de juegos y como todos los niños de la familia la han usado. El valor sentimental por este lugar sigue siendo el más importante.

En dicho documental se llegó a confesar que la Reina Isabel pasaba largas horas jugando con su hermana ahí, y posteriormente fueron los nietos de la Reina, quienes han hecho lo mismo. Hoy por hoy la Reina disfruta de ir de vez en cuando hasta el lugar para ver la que en algún momento fue su mini palacio.

Un verdadero tesoro

Aunque sigue perteneciendo a la Reina Isabel, actualmente quien se encarga de su cuidado es la Princesa Beatriz. Ha sido ella quien se ha comprometido con la familia a cuidar y proteger esta reliquia familiar, y se ha comprometido a mantenerlo en perfectas condiciones para que todos los niños de la realeza puedan disfrutarla.

Además se ha encargado de ir modernizándola, colocando cortinas nuevas, y un sistema eléctrico mucho más actualizado y moderno. También ha cambiado las piezas de cristalería y porcelana. 

En su momento fueron los nietos quienes la disfrutaron, y ahora son los bisnietos quienes siguen utilizando y disfrutando el mini palacio. Los sietes bisnietos Savannah e Isla Phillips, Charlotte, George y Louis de Cambridge, Lena Tindall y Mia.

La propia Reina Isabel ha confirmado que el regalo más especial y más inolvidable que tuvo en su niñez, fue esta casita de muñecas. A medida que pasaron los años esta casita se convirtió en un lugar emblemático y especial para los niños de la realeza.

Se ha convertido además en la musa para la creación de muchas casas de muñecas, sin embargo ninguna tan especial y monumental como la casita de la Reina Isabel.

Anterior

Paula Echevarria y Miki

Desafortunado debut de Helen Lindes como cantante

Siguiente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: