Pezones invertidos: qué es, causas, prevención y tratamiento

| |

Sin categoría » Pezones invertidos: qué es, causas, prevención y tratamiento

Los pezones invertidos son una alteración que puede afectar nuestro bienestar, ya que esta altera nuestra estética y, por ende, nuestra autoestima. Asimismo, los pezones invertidos pueden afectar al momento de amamantar a nuestro bebé.

Pezones invertidos: ¿qué es?

El pezón invertido es una alteración en la cual, este se encuentra retraído hacia dentro del seno.  Lo que quiere decir que, este apunta hacia dentro, en lugar de apuntar hacia fuera y se puede presentar en hombres y mujeres. 

Como sabemos, el pezón es una prominencia que se encuentra en el centro de la areola, y al estar invertido, su prominencia no es percibida. De tal manera que, se observa un hundimiento o concavidad en la zona del pezón.

Pezones invertidos: sus causas

El pezón invertido puede tener diferentes causas y, a continuación, te nombraremos las más frecuentes:

  • Un traumatismo producido por una cirugía o, cicatrices pueden ocasionar esta alteración.
  • Infecciones e inflamaciones de la mama como la ectasia del conducto mamario o la mastitis, entre otros. Ya que, estas son inflamaciones e infecciones que producen la obstrucción de los conductos mamarios, por donde pasa la leche.
  • Cuando la persona tiene los pechos flojos o caídos, es otra causa del pezón invertido. Lo cual se produce como una consecuencia de la pérdida de la elasticidad de la piel.
  • La ginecomastia, la cual es un trastorno que causa un aumento del tamaño de las glándulas mamarias del hombre. 
  • En personas que han perdido rápidamente gran cantidad de peso
  • El cáncer de mama, como el carcinoma, el cual es el más común en producir el pezón invertido. De igual forma se puede producir cuando hay cáncer de mama inflamatorio y la enfermedad de Paget. 

Tipos de pezones invertidos 

Los tipos de pezones invertidos se miden de acuerdo a la facilidad con la que se pueda extender el pezón. Asimismo, se dividen de acuerdo a la cantidad de fibrosis producida en la glándula mamaria y el daño causado a sus conductos por esta alteración. A continuación, te explicaremos los tipos de pezones invertidos:

Grado 1 

El pezón invertido grado 1, tiene como característica que el pezón puede ser sacado con facilidad al presionar con los dedos alrededor de la areola. Asimismo, este tipo de pezón puede aparecer ocasionalmente en la persona, pero no compromete los conductos mamarios, lo que permite la lactancia. Del mismo modo, se puede observar en estos casos que no hay fibrosis, o es muy leve. 

Grado 2 

En las personas con este grado de alteración, se observa que el pezón no puede ser sacado fácilmente al presionar la areola con los dedos. En estos casos, el pezón se extrae manualmente o con succión, pero este se retrae nuevamente al dejar de jalarlo para que se mantenga. De tal modo que, en este caso, la lactancia es un poco más complicada, sin embargo, esta puede ser posible. Por otra parte, este grado de alteración del pezón, presenta fibrosis moderada y una leve retracción de los conductos.

Grado 3 

En este caso, el pezón se encuentra retraído e invertido, y se hace muy difícil que esté pueda ser sacado. Por lo tanto, en el pezón grado 3 es necesaria la cirugía. Por otra parte, los conductos lácteos de la glándula mamaria se encuentran obstruidos u oprimidos y se dificulta la lactancia materna. El nivel de fibrosis en estos casos es severo y los conductos de la glándula se encuentran retraídos y recortados.

De igual forma, se pueden presentar infecciones y erupciones en las personas que lo presentan, ya que es complicado mantener una buena higiene del pezón.

Pezones Invertidos: Prevención y tratamiento

Los pezones invertidos son una alteración que se diagnostica clínicamente, ya que, está a la vista su característica principal. Por lo tanto, es importante asistir a nuestro médico apenas notamos cambios en nuestro pezón. De esta forma, el profesional hace el diagnóstico e investiga la causa que lo produce.

Prevención 

La mejor prevención para evitar los pezones invertidos, es asistir a nuestro médico regularmente para que nos realice el chequeo correspondiente. De esta forma, el médico a través de exámenes, podrá diagnosticar tempranamente la causa que, en un futuro puede producir esta alteración.

Tratamiento del pezón invertido

El tratamiento de los pezones invertidos va a depender del grado de la alteración que tenga y tratará de ubicar los pezones en su posición natural.

Tratamiento no quirúrgico 

En los casos más leves se pueden aplicar técnicas no quirúrgicas y las cuales son técnicas conservadoras. Entre estas técnicas están los masajes de Hoffman, los anillos formadores y técnicas de succión. 

Los masajes de Hoffmann 

Estos son un conjunto de ejercicios y masajes que se dan al pezón con los dedos de las manos, pulgar e índice. De tal modo que, estos se realizan con movimientos de rotación.

Estos masajes estimulan la secreción de una hormona llamada oxitocina, lo que produce riesgo de parto prematuro, por lo cual no se recomiendan para embarazadas.

Los anillos formadores

Estos son unos anillos que tienen el diámetro igual al de la areola y se debe utilizar con un sujetador deportivo ajustado. Esto se recomienda con el fin de mantener el anillo en posición correcta en la areola y, además, la empuje hacia adentro. De tal modo que, permita que el pezón sea extraído por el centro del anillo. Estos son elaborados en plástico perforado y debido a ello permite que la piel transpire.

Otros tratamientos 

Otros tratamientos que se pueden realizar son la succión oral de parte de la pareja, o utilizar los extractores de leche. 

Estas técnicas no quirúrgicas tienen un éxito del 40%, y sus resultados son temporales, ya que se pueden revertir.

Técnicas quirúrgicas para corregir el pezón invertido 

Para la corrección de pezón invertido se aplican técnicas quirúrgicas sencillas, que podrán devolver a este su aspecto natural y el bienestar.

Las técnicas quirúrgicas son aplicadas en los grados más avanzados y existen dos tipos

Técnica que mantiene los conductos lácteos

Esta consiste en usar retractores para mantener el pezón en posición natural y este, se va a fijar con sutura. Estos retractores serán mantenidos de 3 a 6 meses, de forma que la fibrosis existente se fortalezca para que el pezón esté en su sitio. Es una técnica que permitirá la lactancia. 

Esta técnica tiene el inconveniente que, con el tiempo pueden producir molestias y, además, erosión en el pezón. Por otra parte, se puede revertir con el tiempo. Por lo tanto, de invertirse el pezón, se haría una cirugía secundaria en la que se colocaría una prótesis para mantener bien posicionado el pezón.

Técnica que cortan los conductos lácteos

Es una técnica en la cual, el cirujano rompe las fibras y los conductos lácteos en la base del pezón, para colocar tejido sano. Al aplicar esta técnica, la mujer no podrá amamantar a su hijo.Si deseas corregir tus pezones invertidos, no dudes en consultarlo en la Clínica de cirugía estética Wellness Kliniek.  En ella valorarán tu caso y te propondrán una solución personalizada, y estarás atendida por un excelente equipo profesional.

Anterior

Pros y contras de comprar maquillaje por Internet

La mejor moda de Hombre con Juan Peña

Siguiente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar