Diferentes posiciones sexuales para salir de la rutina

| |

Erótico y Sexo » Diferentes posiciones sexuales para salir de la rutina

Probar diferentes y nuevas posiciones sexuales en pareja no solo es placentero y divertido.

Es una forma excelente de evitar caer en la rutina o bien como indica el título, salir de ella.

Ya que caer en la rutina en el ámbito sexual es muy fácil, tristemente, como en cualquier otro aspecto de nuestra vida diaria.

Hacer lo mismo una y otra vez día tras día puede llevar al aburrimiento.

Ese aburrimiento y sensación de ya no sentir lo mismo que al principio de la relación sin duda afecta la relación.

Hay que entender algunas cosas y es que no todas las parejas son abiertas a probar posiciones sexuales nuevas o bien una de las partes no tiene esa disposición por lo que se puede caer en la temida rutina.

La comunicación es fundamental, antes de ahondar más en aquellas posiciones sexuales que le darán un nuevo aire a tu relación.

Debes tener presente que es sumamente importante la comunicación.

Si hay consentimiento entre ambas partes, probar nuevas posiciones sexuales será algo totalmente satisfactorio y más.

Posiciones sexuales para salir de la rutina en la intimidad

Hablar de posiciones sexuales abarca mucha información, son decenas y es que para el goce sexual la imaginación puede servir y mucho.

Por esa razón trataremos de hacer un repaso por las más comunes, no por ello menos placenteras, aquellas que más satisfacción causa en muchas parejas y que lo puedes intentar con tu pareja, dejando de lado el nivel de dificultad:

Piernas sobre los hombros

Es fácil de imaginarlo, la mujer está recostada en la cama con ambas piernas sobre los hombros del hombre.

Esto permite una buena penetración, pero no hay que pensar que solo el hombre hace todo el trabajo.

Los movimientos de las piernas de la mujer sobre los hombros marcan un ritmo indispensable para lograr un nivel alto de placer en ambos.

La posición L

Es una posición interesante y que sin duda motiva a la pareja a probar cosas nuevas.

En este caso a moverse de la cama y probar otros espacios como una mesa o un sofá, incluso una lavadora si tienen buen equilibrio.

La mujer debe recostarse boca arriba ubicando sus nalgas y vagina justo en el borde de la superficie elegida, el hombre debe permanecer erguido y proceder con la penetración.

Para que funcione bien la cadera de la mujer debe estar a la altura de la del hombre.

La cuchara

Es una posición sexual que se disfruta mucho en la cama y no requiere de mayor complejidad.

Ambos deben estar recostados de lado, el hombre sujetando a la mujer por detrás y en esa posición realizar la penetración.

Es él quien lleva el ritmo, la penetración no es como en el caso anterior, pero sí es efectiva para alcanzar el clímax ya que con esta posición se puede alcanzar el punto G de la mujer.

El Facesitting

Es una posición sexual conocida por poner en práctica el famoso “cunnilingus”, básicamente el hombre le hace sexo oral a la mujer.

Pero la posición es lo particular ya que literalmente la mujer se sentará sobre el rostro del hombre, ya sea de espaldas o de frente.

Esto queda a gusto de cada quién, la mujer debe tener cuidado para no presionar al hombre hasta asfixiarlo, no debe dejar caer todo su peso.

Lo que debe hacer ella es buscar la boca de su pareja sentada de manera que él pueda practicarle sexo oral.

La posición del cinco

La posición sexual del misionero es una de las más conocidas, incluso una de las más tradicionales si la podemos llamar así.

Para quienes disfrutan de dicha posición sexual y quieren salir de la rutina, la posición del cinco viene de maravillas.

En este caso el hombre se recuesta boca arriba, la mujer se sube encima del hombre, pero en este caso subiendo las piernas ubicando los tobillos a la altura de los hombros de él.

Con esto se logra una mejor penetración a la vez que una mayor estimulación del punto G de la mujer.

La posición del desatascador

Es una excelente opción para aquellas parejas que comienzan a sentir que caen en la rutina.

Verse a uno mismo con su pareja es una de las sensaciones más placenteras que hay y “el desatascador” es una posición sexual perfecta para ello.

Hay que colocar un espejo grande en el baño, la mujer se apoya en el lavabo y su pareja detrás la penetra, no hay más, ella puede acomodarse a gusto ya que esa posición permite una buena estimulación.

Además, está esa gran ventaja de que podrán verse mientras tienen sexo lo cual le da un toque especial al momento de placer en pareja.

El algodón de azúcar

Es una posición sexual que se presta para ser llevada a cabo en todo tipo de lugares, esto gracias a que es una posición sigilosa.

No requiere de tener mucho espacio, además podríamos decir que es una posición sexual tierna y dulce como su nombre.

Ambos deben estar abrazados, ella debe abrazar al hombre con las piernas y él sentado puede penetrarla, ambos moviéndose en sincronía.

No hace falta tener mucho espacio como dijimos, con esa posición pueden tener un momento de placer muy alto y hacerlo casi en cualquier lugar, lo cual es sumamente placentero y saca de la rutina a cualquier pareja.

Consejos para salir de la rutina en la intimidad

Probar nuevas posiciones sexuales es perfecto para salir de la rutina en pareja.

Pero no lo es todo, hay algunas cosas que también ayudan y para complementar las posiciones sexuales explicadas hace un momento, vamos a dar algunas recomendaciones.

  • Explorar sus cuerpos sin prejuicios: esto es fundamental ya que mientras más se conozcan ambos y haya comunicación, la satisfacción en la intimidad será cada vez mayor.
  • Buscar inspiración: no necesariamente ver contenido pornográfico, aunque si ambos quieren hacerlo no hay nada de malo.

La idea es explorar todo contenido que pueda inspirar y que lleve a la pareja a probar cosas nuevas.

Hablamos de literatura, cine, incluso escuchar música romántica o pasional.

Es como todo en la vida, esas cosas nos inspiran a plasmar nuestras ideas y estimular nuestra creatividad, lo mismo aplica en el ámbito sexual.

  • Juegos sexuales: sin duda es una de las prácticas favoritas de muchas parejas.

No ir directamente a la penetración, al coito, hay muchas cosas que pueden hacer para elevar el placer, la sensibilidad.

Estos juegos pueden ser fantasías sexuales, probar nuevos lugares, incluir juguetes, objetos y lo que sea que estimule tanto al hombre como a la mujer.

  • Juegos de roles sexuales: esta es parte de la fantasía de muchas personas.

Un claro ejemplo de ello es cuando la mujer se disfraza de enfermera sexy, es como repetimos un ejemplo ya que bien el hombre podría disfrazarse de bombero o policía.

En este aspecto hay un sinfín de posibilidades y que pueden ayudar a elevar el placer antes de probar posiciones sexuales, además de ser algo divertido.

  • Voyerismo: puede que no a todos les guste esta idea ya que se suele relacionar a una persona viendo a su pareja con otro u otra.

O bien solo observando a extraños teniendo sexo, no siempre es así ya que bien puede uno de ellos contemplar al otro mientras toma una ducha y se acaricia o se masturba.

  • Usar juguetes sexuales: es similar a los juegos sexuales, pero con objetos, dispositivos, juguetes como tal.

Actualmente el mercado es muy amplio en cuanto a juguetes sexuales, no solo hay vibradores para chicas.

Existen muchos juguetes que pueden ser usados por la pareja para aumentar el placer durante el acto sexual.

Anterior

Ha pasado un año de la partida de Alex Lequio Jr.

Dónde encontrar ropa en plus size a buen precio

Siguiente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar